Archivos para enero, 2012

Publicado: enero 31, 2012 en Uncategorized

Anuncios

El hombre que no pude ser

Publicado: enero 31, 2012 en Uncategorized

El hombre que no pude ser

Me persigue me ilumina

Se pierde en la multitud de esencias

Lleva mi encuesta y no soy yo

Lo habita otro “sin embargo”

Un día coincidí

Con el hombre que no pude ser

Sentí ganas de entablar una partida

O de invitarle un jerez

Como siempre se alejó de mí

Sin disculparse

Me dejó la esperanza de enfermarme

De percibir la historia a través de sus misterios

Me bastaría pedirle su fórmula su tesis

Para olvidar

Que la voluntad es positiva y diacrónica

Tanta gente no quiere a alguien que pudo ser

O no admite que pudo ser alguien

Negro

Publicado: enero 30, 2012 en Uncategorized

Hay un rencor

Muy grande e incierto

Se acumula

Crece con los errores

Y amenaza con reventar

El recipiente de los sueños

O desbordar el cráter

Salir del agujero

Pero lo retiene

Algo delgado

Sutil

Como un cabello

Impreciso como una plegaria

O un alfiler

Es una intención de golpear

O dar muerte a mansalva

Un gruñido

Que se adivina sin esfuerzo

Y oprime el corazón nublado

Trae amargura

Solitud

Deseos de ocultarse

De cambiar de identidad

De pasado y participio

Un día

Perderá la paciencia

La consideración

La escasa humanidad

Nada lo detendrá

César Espino Barros

Publicado: enero 29, 2012 en Uncategorized

Publicado: enero 27, 2012 en Uncategorized

Cautelosa resistes

Publicado: enero 25, 2012 en Uncategorized

 

Dos brazos quisieran estrechar tu figura

Y te repliegas sin luchar

Desafanándote

El Volga te nutre

Lleva pertrechos y víveres a tu desnudez

Sólo la tierra cede a los besos siniestros

De la levedad

Pero llega el otoño y te trastocas

Acumulas rencor cansino

Te preparas para responder

Sangre con hambre

Hastío con gorros de piel

Del cielo viene el fuego que equivoca sus presagios

La gente oh la gente loca y caprichosa

Se enlista para defender

El nombre llamado a derrumbarse

Ante el rodaje de la cruz de hierro

Pero el invierno perdura

Se aferra a la certidumbre

Al resumen sensorial de la memoria

Stalingrado eres tú

A tus soledades ha llegado el frío inmarcesible

Como a una música lo salvas del olvido

Como a un ave herida

Lo invitas a volar

No rechaces la Oscuridad

Publicado: enero 24, 2012 en Uncategorized

 

Quienes seguían tu rastro

lo perdieron

Cerraste los párpados y ahí estaba ella

vestida de negro

Vino a ti sin dudar