Ventrodorsal

Publicado: marzo 8, 2012 en Uncategorized

¿Con qué pretexto me escapulario

De la camisa de fuerza de tu ego sibilino?

Tanto tráfico en el colmo de las calles

Es imposible salir a dar la sangre

Sin tocarse el sistema de defensas

Con las yemas fritas de los coches reflejados

En el ojo retrovisor del ¡siempre no!

Sulfato de espera bochornosa

La longeva audiolínea

Trasmite lectura de sismos zodiacales

Peristálticos

Rastrea la intención penitente

De extorsionar la tarde

Con imaginaciones repuestas

De la vacuidad en las hermosas fotografías antiguas

La población se alitera como si el futuro

Fuera una canasta de pólizas suntuarias

Y tuviéramos el camino arrellanado

Por una plancha alimenticia inverosímil

La incubada superposición de que al dicho

Le salen frutos morosos con agujas

Áspides de hojaldre buen provecho

Lentejuelas de arroz

Pero es tan incierto el pulso atemperado

Tan funicular la algarabía

Que si llueve caen renombres osteoporosos

Y si se escarba el cieno

Quedan al descubierto cimientos obituarios

De un catéter angiospermo

Y estupor de llantos sin belfo ni timón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s