Archivos para mayo, 2012

Las apuestas

Publicado: mayo 30, 2012 en Uncategorized

 

Del cielo cuelgan las apuestas entre la gente que baila

Compradas en la taquilla de un hipódromo triste

Están escritas con marcador negro en una nubecilla de cartón

No quisiéramos darles importancia pero a veces los dados

Nos golpean la cabeza (no duele)

La música sale de la boca de un animal malsano

Y las fichas blancas las fichas rojas se reparten el balón mundial

Emitidas las apuestas los astros pueden girar y desplazarse

La banca se despersonaliza meditando

Y se profieren expresiones de triunfo y de pérdida

Que vuelven ameno el ambiente y acompañan las intenciones ocultas

Pero verdaderas. Videntes, sí, hay videntes

Marchar al amparo de la sublime canción de las apuestas

Cuyas ondas purifican el aire

Quién cae en la tentación cede y dobla la espalda

Y se hace un lado para que el grupo continúe su peregrinaje

Quién ama

Quién abandona molesto y sordo el escenario y se quita la vida

Poco a poco rompiéndolo todo

Quién se equivoca por cuánto y paga

quién acepta la partida sin hablar…

Anuncios

Óxidos

Publicado: mayo 16, 2012 en Uncategorized

Solemos, dicho sea sin ánimos de ofender a quien no lo sufre, pasar en ocasiones la vista por los renglones teniendo nuestra atención ausente en un leer vacío llovido por la inercia

Y al repasar el texto nos parece que leemos territorio por el que nunca hemos transitado, palabras nuevas recubiertas de canjes e imágenes sin explorar, sensaciones pútridas en playas remotas, emociones altísimas del espacio negro que escaparon de nuestro quehacer intelectual

Y en tales ocasiones un niño nos toma de la mano, un chiquillo molesto y ajeno producto del trabajo doméstico al que disgusta la actividad azul y toda acción que no brota de las raíces de su ego incipiente y lúdico

¡Ve a molestar a Dios, niño inconsciente, que ignoras los arrebatos del ánima en pena y te sientes sin serlo el centro de la máquina laudatoria, anda a perseguir a los pájaros de Braque!  Sea tu matrona inculta quien te tome en su cuidado y se apiade de nosotros! El tiempo, el ritmo más preciado, escaso es y se escapa por los agujeros de los bolsillos.

Apártate de los libros que tienes cuidado en destrozar, pequeño árbol de navidad humano, distrae a quien no tiene un equilibrado punto de estudio con tus necedades de infante estúpido. ¡Largo! Fuera de mi vista pastoril, enjambre Ludovico, arista de las hembras, embrollo de los paladines. Deja al autor en paz que por lo menos hace algo. Distrae con tu llanto a los papanatas vecinales, pañal resentido, que no está tu ignoto padre entre nosotros ni el brezo de tus limbos en el aura de esta casa…

Adenda y por consiguiente, o nulos serán nuestros azogues, esfuerzo sin antenas ni paradigma falaz

Aletas

Publicado: mayo 13, 2012 en Uncategorized

 

Tarde o temprano aparecen y decimos: es un delfín ¿verdad?

Ajenos al tirón de la sangre

Ya comieron o no les gustan los hombres

Todas ellas frases bañadas de esperanza

Y nadamos hacia donde creemos que está la orilla

Guiados por las estrellas de las nubes ocultas

Temblando de hipotermia y de necesidad

No les importa nuestra carne escasa

Es otro su objetivo es más ni siquiera son aletas

La espuma fosforece es el sueño que alucina la mente

Y seguimos asidos al madero

Vigilados de cerca por esos ojos fríos esos olfatos acuosos

Y si atacan esperamos que elijan

a un compañero ahogado un marlín o un león marino

Debe haber una isla a lo lejos un bote salvavidas

Abandonado a la corriente

Un hermano que nos busque desde el aire

Ya sentimos los reflectores de la fe

Y decimos no no son aletas son bidones vacíos

Basura que la gente arroja por descuido

Criaturas mitológicas jugando en la superficie

Aunque en el fondo sabemos que son aletas

Y que esto sucede también en tierra firme

 

Uñas menguantes

Publicado: mayo 10, 2012 en Uncategorized

 

 

Roer las lunas ávidas de la educación elemental

No quisiera ser privado de mis sueños, especias mágicas

El canto de la conciencia es un cuento de hadas de oro

Mucho tiempo lo fui, canino de los adversarios y sentí

Que descansaba de día, oh feliz de las esquelas rosas

Prisionero de la estepa de cal, algodón de los piratas

Recién encogido por las redadas pájaras y sietemesinas

No quisiera resquebrajar el castillo santo de los esfuerzos inútiles

Para que al despertar diga vivo para dormir y soñar como un lobizón alado

De las onomatopeyas fugaces

Porque el diámetro –fulgor con aras– no me ofrece nada que no haya escuchado

En las melodías de moda que no haya leído en las agendas mendicantes

Del destino

Amar la desdicha cuando retorna de la fuente de noches blanquecinas

En un trapecio de borlas impávidas

 

Recipiente de algún otro mal-estar, privad a solas

El dominio público

Publicado: mayo 4, 2012 en Uncategorized

 

el dominio público se mueve con la seguridad de los pasos aprendidos a ojos vistas

su inspiración es la transparencia inequívoca de las cosas y las bocas

hace del transcurso luminoso su prenda-anzuelo la lírica preñez del contrasentido

al encender el fuego parsimonioso de la terquedad rememora los nombres cansinos de las formas

los pendientes de la canción letal que inyectan la fisonomía de sus rápidas notas al azar

libre de cadenas corre en pos de las sutiles abstracciones que pintan el aire de lluvia

y se sumerge en la apariencia desbordada de los egos serenos

el dominio público espera sentado en el parque de los que no tienen nada qué hacer ni qué pensar

su paciencia mueve corazones de un estadío a una nueva y fulgurante soledad amurallada por la paz

silba y rememora nubes que trazan la seriedad de las rosas con un primitivo envés alado y sensorial

que no da lugar a sombras premonitorias ni a vendavales del ego perentorio

el dominio público es feliz y no lo puede ocultar ríe y al reír reconstruye planes de creación embrujos de fidelidad escondida y desierta

salta y baila siguiendo líneas punteables invisibles para las aves insurrectas

abraza al presente como a un viejo conocido de las justas y las ferias

besa al pasado en la mejilla

enluta el futuro con un telón de teatro accidental y prevalece sin alimento

perjura que nunca fallará al lanzar el dardo en el bar de las imágenes lóbregas

y lo intenta cada vez que tropezamos con la palabra emoción en un almacén vacío de recuerdos improcedentes y dúctiles