Archivos para junio, 2012

El día de los vivos

Publicado: junio 28, 2012 en Uncategorized


 

Ya viene el poema

Ya siento configurarse sus entrañas

Y el cuerpo envuelto de reflejos y de lágrimas

Un frasco de tinta es y dice escribe

Con la pluma del ave milenaria

Ven para acá avutarda escondida

Que el papel espera como virgen en llamas

ya crujen sus pasos en la escala de tabla

Está aquí y nos habla callando la voz

¿No hay algún poeta hueco para esta alma que vaga?

Hace falta un destino que crea en la palabra

Y escriba al gemelo que sueña el fogón

Con el estilo herido de los tiempos modernos

Hay un día rosado en que los muertos levantan

Y llevan flores secas a sus seres sin patria

Y beben amarillo el vino de honor

Y comen pastelitos que ensucian la cara

Con bromas indelebles de pardo betún

Tomado del drenaje que humea entre las masas

Y aguarda a los selectos con sus latas de azur

Oh élite clara que remueves las tumbas

Y buscas en los cuerpos un perdido fulgor

De oro incrustado en los dientes del humo

La sortija olvidada en un postrer adiós

Una carta escondida en el bolsillo del traje

Dirigida al amigo de los versos al paje

Cejijunto de los sueños de amor

 

 

 

 

Anuncios

Publicado: junio 26, 2012 en Uncategorized

De la raza de las notas musicales

Publicado: junio 19, 2012 en Uncategorized

 

Para mirar mejor las sensaciones

La raza de las notas musicales

Dirá mi mente limpia de canciones

Do negus de las noches tropicales

Que labra verde re las pudriciones

Mi blanca de las pieles provenzales

Fa rosa por la carne y erecciones

De sol en amarillo de los males

Azul de cuadro la si la ilumina

Tu paciencia con luces de colores

Donde si va café y se difumina

En la mente al mezclarse los hedores

del pentagrama pleno de estamina

de la vil sinestesia de vapores

Soneto de las notas musicales

Publicado: junio 15, 2012 en Uncategorized

 

De las notas que siembran los papeles

Diré lo que me viene a la sazón

Do: oscuro guardián de los donceles

Que de Re te descuelga la inacción

 

¡Mi! ¡mi! ¡mi! propiedad de los caireles

Que Fa tan paternal hace ilusión

acorde se amedrenta en los pasteles

e intenta dulce La su infatuación

Si sí o si no se buscan conexiones

Sostenidos silencios y bemol

Mayores y menores locuciones

Compases de dos tercios y tremol

Son simples en su origen las canciones

Difíciles de hacer en clave Sol

 

 

Disolución del ego

Publicado: junio 12, 2012 en Uncategorized

 

Bota de nieve gotea la mano que sostiene y corre

A llevar el nombre que se derrite sobre el cono

Dolorido químico que empapa el terrón

En un río de medicinas y alfilenguas

Estación que nos reviste y se aleja perseguida

Por el climaterio del paisaje mujer

Necesario para el descanso en pos de la conciencia abolida

Y del camino tántrico hacia lo imposible

Abertura de vasos en las paredes del sofisma inmóvil

Donde el mercurio del yo se repite en esferas viables

Y discursea su desnudez de rosa cuervo

A la penumbra del indispensable olvido

No del hombre que medita y comparte

En su momento clave la naturaleza del Buda

Sino del cuerpo que se tiende noche tras noche

En la horizontalidad de sus propios ensimismamientos

Por las oscuras selvas que la risa extravía

Ante la inequívoca falta de puntos de referencia

Y es llevado a la planta carnívora del descanso

A dorar sus posibles rutas a dibujar con piedra y vidrio

Los perfiles inadmisibles del lejos y del cerca

A la ambigüedad del orden en la quietud del desmayo

Oh dulce ir

Suerte sensación que nos rasga de aspavientos las mejillas

Y cose los párpados con largos cabellos nucleares

Tañendo los tímpanos de hielo fino

Imitando la novela de la ouija

En la canción del color que gira y brilla en las dunas

Oceánicas del lecho revuelto

 

 

 

Publicado: junio 8, 2012 en Uncategorized

La sombra de las musas

Publicado: junio 5, 2012 en Uncategorized

 

Después de la luz llega la sombra de las musas

No necesariamente un instante

Es de carne y hueso y tan hermosa

Que desafía a la  misma naturaleza

Inspirado el momento que ve parir los nombres

Uno tras otro y que los distingue en la cotidianeidad

Blanco del más puro parnaso hay siempre un pretexto

Para la visita de los ojos y del menú blanco