Archivos para agosto, 2012

Alimentar la hoguera

Publicado: agosto 22, 2012 en Uncategorized

Mantener vivo el fuego
Arrojar la leña el líquido volátil
El carbón de los esfuerzos conjuntos
Quemar el equipaje y la madera del marco
La ropa vieja y envuelta en ella los sueños
Los planes a futuro inmediato los recuerdos increíbles
La hoja seca caída en el viento
Los documentos personales las rápidas notas
Mirar como arde el dinero y su complicada fórmula
Cómo se retuerce el trabajo en sus besos de tiempo
Y la energía que destila y se acumula en el cuerpo
En el ojo que arde flamígero y puro
Socavón de vacío y del calor del invierno

Anuncios

Tijera de baile

Publicado: agosto 19, 2012 en Uncategorized

Cortas carne
Tropa
Tripa
Destinos y sombras
Girando al compás
Trazas territorios afines
Coordenadas siniestras
Defines revoluciones
Forjas cadenas con las tiras
De papel que resultan
Irresoluta
Cortas hoces
Y letreros en blanco
Para recintos de espejo
Con cuidado el perímetro
Las venas de los mapas
El hueco de las ideas
Cortas lunares y cálices
Corazones de los libros de ciencia
Eres una y la misma
Suprimes pedazos de tela y de memoria
Y te alejas con tus pasos de dos hojas
Tus compases de baile silente

Otro León de Judá

Publicado: agosto 13, 2012 en Uncategorized

Muertos en accidentes
De enfermedades terribles
Víctimas de la delincuencia
Y los desastres naturales
No pueden ver a su verdugo
Carecen de imaginación y de fe
Pero esas huellas no son de cordero
Ese rastro de sangre y de cuerpo arrastrado en el suelo
la rabia silente…
O no necesariamente muerte
Esos golpes
Y las situaciones perversas
Que retuercen el camino
La mala suerte que abruma…
Amargo león invisible
Que cierras de golpe la puerta de tu iglesia
Y devoras corazones y espacios futuros
En tu Serengueti de viento

escondiéndose

Publicado: agosto 4, 2012 en Uncategorized

escondiéndose todo el tiempo de la palabra y de la idea
en las salientes del suelo en la planta de las nubes todas
escindiendo el número de oficio
el excremento las pisadas el humo de todo rastro
oh vida preciosa te hicimos un vestido con el juego de las transparencias
cantamos cifras solemnes los ojos tapiados de estrellas
nos perdimos y mudamos de casa y de papel
nadie en nuestra búsqueda el poste vacío de historias vencidas
la caja de cartón de los juguetes cerrada sobre nuestros rostros de metal
y tú vida sin decidirte a buscarnos a dar el paso en falso
en la trama de la sed y nombrarnos
oscilando entre el turbio disparo del nacimiento
y el disparo de la muerte rota
escondida a tu vez de nuestros brazos
de nuestras letras numéricas
en la exonerada noche de lo Oculto