Ricardo Reis al tablero

Publicado: junio 22, 2013 en Uncategorized

Cuanto de la vida fui está sobre la mesa
Junto a esta copa debajo del cuaderno de notas
Sosteniendo con empeño las piezas de ajedrez
El tiempo pasó y pensé la mejor de las llamadas
y sonó como un recuerdo de la calma y de la nube
El árbol abrió sus puertas
Derribó sus paredes de madera
Y formó esta duela sobre la que camino con reticencia
Obedeciendo a la parsimonia del destino
Y cambiando los claros por oscuros
Desatento a la venida del deseo que no hay ninguno
Única pieza y jugador doblo a la manera del caballo
Vuelo como la torre blanca avanzo dentro del peón
soy alfil en el atrio
Un amor que no lo fue y devino inevitable no lo hubo
Tampoco otro color u otro equipo otro sentido
En esta tarde vacía en que el restaurant está vacío
De sí y la gloria la visten otros
Y la riqueza otros la desnudan
Mi tronco está a salvo y mis raíces buscan
Pero no hay impulso en su empeño
Se quedan quietas y yo me quedo quieto en el eterno
vado entre jugadas y palabras
Y si escribo es el viento que habla y no mis sentidos
En reposo o mi fotografía
Y si canto en silencio es la voz de un secreto río
que converge en el espíritu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s