Archivos para septiembre, 2013

Swingers

Publicado: septiembre 30, 2013 en Uncategorized

Intercambiando parejas
No en la desnudez obscena del lecho colectivo
Sino en la vestidura impecable del trabajo
Y la formalidad
En el cráter del torbellino humano
Carne entretejida
de vistosas equis espejo

Anuncios

Los surfers ríen

Publicado: septiembre 28, 2013 en Uncategorized

 

Los surfers ríen de los bañistas

Cuando las tablas se acercan raudas

Y parecen cortarlos con las quillas

Los bañistas respingan se sumergen

Pero hábiles los surfers los esquivan

Ejercitados por la contrasuberna

Se sienten más fuertes y agresivos

Expertos en su radicalidad

Se han equilibrado tanto tiempo

en la energía radiactiva

Que se identifican con ella

Creen que les pertenece

Que les será fiel toda la vida

Las mujeres surfers bailan samba en la tabla

Jaladas por delfines alados

Son más aptas más esbeltas

Con mayor capacidad de adaptación

Los bañistas envidian a los surfers

Hacen votos de aprender y ejercitarse

Saben que lo único que importa es surfear y hacerlo bien

Entender qué es la onda divina y cómo se engrana

Y cuáles son las ventajas de andar por la vida

Surfeando un hermoso tubo

O un tobogán de espuma

Vistiendo ropa holgada como filosofía

En la arena de oro junto a la hoguera

Parada en los dedos del planeta
Sigilosa merodea
Y al girar grácil con sus lazos nos envuelve
Nos seduce
En la punta de la lengua calla moribundo un beso azul
Corre al extremo del escenario
Y salta vuela es música y la vemos
Dramática se arroba se sonroja
O bien lastima
Roza con el levísimo tutú
Sus dedos pulsan cuerdas
Que son montes que son mares
De pronto decidimos adoptarla
Hacerla nuestra familia un emblema o un postre
Láctea nos levanta nos otorga La Voz
Y espera con paciencia que alcancemos corriendo
El ritmo que se adhiere a la vida
Como una pechblenda a la arenisca
En el espacio exterior

Encendidos, en neutral

Publicado: septiembre 17, 2013 en Uncategorized

Encendidos, en neutral, esperamos
El cambio de nombre de las flores
Por arterias saturadas entumecidas
Y callejuelas tortuosas llevamos
conductores ciegos
El peligro es canción que persevera
En la ducha
Unas manos de mujer pasan
Del trabajo espumoso a la caricia
Sin notar
Nos alinean los doctos
Nos afinan de oído
Contamos con seguro contra accidentes y amoríos
Al dar la vuelta y rebasarnos
Al hacer sonar el claxon
Una tranquilidad metálica embraga
estabiliza
Somos los carros
Nos vende el superhéroe de las sombras
Nos une la esperanza de brillar

Lentes de viaje

Publicado: septiembre 16, 2013 en Uncategorized

 

Quienes tenían hijos portaban uniformes de astronauta en tierra. Los que no tenían hijos, solteros o casados, vestían con ropas comunes. El planeta morirá en el futuro. Es necesario encontrar nuevos hábitats o construir ovnis-ciudades, ovnis-países, ovnis-continentes con sus mares para continuar el viaje. Los padres de familia contaban con una percepción salarial de privilegio. El trabajo era el principio moral más importante de la población porque proporcionaba un sustento y al mismo tiempo una distracción, una posibilidad de involucrar cuerpo y mente en una actividad productiva que permitía disponer de bienes y servicios. Los viajeros eran vistos con respeto y envidia. Cuando llegara el momento de abandonar la Tierra sólo ellos tendrían un lugar porque habían logrado trascender con sus descendientes la individualidad biológica del yo y el límite cronológico de la muerte. Y aunque el fin del planeta no era un suceso próximo, la filosofía del destino final era la corriente de pensamiento imperante. Se necesitaba ser un tonto o un alien para no entenderla. Y eso de tonto era algo relativo porque los viajeros tenían por norma adoptar cierta ignorancia ingenua y usarla siempre al igual que sus overoles. El miedo a perder el boleto de ida proporcionaba la fuerza de cohesión social que sustentaba la frágil estructura de sugerencias y señales, de insinuaciones sutiles. La fidelidad matrimonial y la paternidad comprobada con exámenes de ADN eran los factores deseables. Cualquier desvío provocaba un error de protección general que activaba una alarma interior difícil de pasar por alto. Quienes tenían algún impedimento físico o nula voluntad de viajar vivían al margen del proyecto esperando su fase de eliminatoria interna. La libertad que les daba su condición solitaria era combatida porque enrarecía el status de privilegio de los viajeros y podría apartarlos por contagio de su función primordial. La nave era grande, redonda y azul, y daba vueltas alrededor del sol con precisión milimétrica…

Porno

Publicado: septiembre 9, 2013 en Uncategorized

Se ha puesto el sol
En una sábana de satín anaranjado
La tierra y el mar hacen el amor
No les importa que los filmen que miren
Sus estremecimientos comunes
Al contrario
Se yerguen las palmas y los árboles
Y en un público oscuro roca uniforme
Se atestigua por escrito
No es trabajo
No es una actuación fútil para un director maldito
Es pasión verdadera que se olvida de guiones
Y asistentes
Y encuentra en su justificación la razón del momento
La fuerza de una naturaleza plena
Que se extiende como una inundación
Y arrastra a los hombres y sus yerros
A los animales y sus desventuras
Y no perdona enseres ni documentos
De valor

Aire

Que nos traiga la noche de la continuidad

Que disipe las preocupaciones

Las congojas

Entre humos escuchar el hipnótico

Rumor de la porno

Los besos de las estrellas

Las caricias que se mojan de río

El crujir del inmenso lecho a la intemperie

Las olas son los sueños que revierten la espuma

El sexo continúa su debatir

La polémica hace latir los corazones de las voces

Y los silencios

Las muchachas despiertan al amor

La rosa cambia

Es el volcán que llora

 

Arena de oro, única salida hacia la forma

 

Conjunción, el horizonte

 

 

Escribía

Publicado: septiembre 3, 2013 en Uncategorized

Era niño
Pasaba el río
Escribía
Y después no me gustaba el resultado
Que terminaba en el cesto de lo insuperable
Aprendía, mejoraba
Y no solía corregir
Vivía sin perspectiva sintáctica
Transcribiendo al vuelo el dictado de una conciencia ajena
Tenía tanto qué decirle a mi oponente
En ninguna otra pared me podía recargar
Las ideas se agolpaban
Tras años de permanecer dormidas
En el antes
Querían brotar de la espuma
No había recuerdos casi
Sólo una inmensa cancha de azur presente
La fortuna de nacer
Imperfecto por humanidad
Era el mejor de los ropajes invisibles
Un tema que podría deshilvanarse
Como una autopista al extranjero y más allá
Era la vida que se escribía a sí misma
Después vino el amo de la laguna encantada
Ya tenía un corazón de lipstick para mojarme los labios
Unos senos para llenarme las manos
Amor que es y luego se arrepiente
Que vuelve para jugar y se ausenta
Toma del brazo y desconoce
Pantano de mis sentimientos
Identificados con canciones de películas
Tuve la oportunidad de voltear el recipiente
Cantar decir llorar con voluntad y fuerza
La difusa forma de las cosas anteriores a la vida
Hoy cedo a la tentación de hablar en participio
De la oscuridad del futuro
Pesado silencio de ladrillos de aire y flores secas
A las palabras hay que alcanzarlas con dificultad
Con un pedazo de alambre por la estrecha
Ranura de la puerta alimenticia
O tenderles una trampa y capturarlas
Las mujeres prevalecen en la hondura
Los sentimientos golpean a la pasada
La atención se desvía por la espera
El rompecabezas gira
Toca el suelo y se imanta
También los poetas callan
Desaparecen del cuerpo de los nombres
Envueltos en llamas y asteroides
A ellos les corresponde describir
El lugar común que nadie visita
La emoción que se asimila
En el interior sin cesar
Sin molestar siquiera