Archivos para enero, 2014

Correr por las mañanas

Publicado: enero 22, 2014 en Uncategorized

 

Todos los días

Hasta que el muslo entumezca

Y la respiración sea ese aliento

circular de los larguísimos  sostenidos de saxofón

Correr huyendo del infarto en el miocardio

de alguna situación incontinente

o mejor persiguiendo

un amor una meta en movimiento

un asomo de condición cívica

presumiendo la costura indivisible

de la ropa sport de Soriana

En la memoria la película de Sillitoe

y en el bolsillo las llaves de la puerta etérea

Correr hasta que el pensamiento sea

un cúmulo de anotaciones repetidas

canciones que la gente entona cuando alude

o la frase acertada que cayó desde la boca

y se perdió en el pasto del camino óctuple

Y a veces contar los pasos los latidos

el uno dos de los sentimientos alfiles

Agarrar los vasos y los besos de pasada

y correr a inscribirse en la carrera

correr hasta abordar el tren de vida

para salir del sueño antes que cierren

Anuncios

Cigüeña negra, una otra versión

Publicado: enero 19, 2014 en Uncategorized

 

 

Volando hacia atrás

del futuro al presente

viene a corregir

lo que considera un error

imperdonable

Y se lleva entre las garras

la presa en crecimiento

 

revisemos la lista negra:

no reconoce nomenclatura

 

el difunto pudo ser concebido

y abrir los ojos al mundo

pero vino el ave predadora de sueños

disfrazada de enfermedad o accidente

y reconoció sin dudar

su objetivo entre la comunicación de masas

 

oh madre vigila siempre el cielo vivo

y si ves algo indefinible

como un presagio

algo difícil de creer en nuestros días

cobija a tus hijos con el manto transparente

de la ciencia y el sentido común

guarécete en tu morada

y cierra las ventanas

 

La Victoria se estacionó

Publicado: enero 11, 2014 en Uncategorized

 

 

La Victoria se estacionó afuera de tu casa

Se apoderó de tus labios con un beso lento

Penetró por el eje de tu biósfera

Y tú mudaste de labor

Te volviste actriz metafísica

Bailarina incontenible

Mensajera express del recuerdo

La Victoria y sus caballos estudiantes

Pelearon los borrachos afuera del bar

Y te aproximaste para conocer el destino

que desafía los pronósticos

Tu risa tiene alas de cetro

Y los hombres te confunden con las religiones

Y los mitos

No hay mujer que no envidie tu pronombre

Bañado en oro por la ciencia patafísica

No hay hombre que no te quiera en su helecho

Las mascotas se disputan tu cariño y lo desgajan

Para repartirlo en sobres membretados

Porte pagado

Entregar a quien se encuentre

Aspas

Publicado: enero 6, 2014 en Uncategorized

 

 

En el rostro de las casas han crecido aspas

Que hacen girar el molino de un grano extraño

Proveniente de los lunares de la tierra

Hélices de un avión quieto y silencioso

Rutinario en el destino de sus voces internas

Dejado en modo de espera

En el rostro de las casas y las cosas

Incluso en el nombre de las personas

Florecen aspas

Que giran con la música

Y pueden levantarnos en vilo

Y hacer pedazos los corazones de feria

Asideros en la desesperación

Último recurso para despegar del suelo

Y descubrir el principio y el abismo

Relojes de la memoria histórica

Obsesivas aspas